Gurús engreídos

23 junio, 2015

Hoy tengo la necesidad de desfogar mi alma, y quizás alguien sienta cómo un dardo envenenado aguijonea su cuerpo, o quizás no. Ya se sabe, perro ladrador, poco mordedor.

 

Me levanté esta mañana un poco cañero, y he esperado a ver si se trataba de uno más de los amargos despertares que suelen presentarse de vez en cuando, sin más. Pero, con el paso de las horas, no se ha edulcorado esa sensación de fiereza intelectual, más bien todo lo contrario.

 

Ya lo decía Shakespeare, “es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras”, y por tanto, he intentado aplazar el proceso de escritura de este post, como podéis observar, sin mucho éxito. Y como hay dichos para todos los gustos y ocasiones, también hay otro (de autoría desconocida) que contraviene al del afamado dramaturgo inglés, y que es el siguiente: “arrepiéntete de lo que has hecho y no de lo que has dejado de hacer”.

 

Pues bien, aún a riesgo de descarrilar, he seleccionado esta última opción, aunque extenderé una red virtual que amortigüe mi posible caída, producto de hacer un ejercicio de funambulismo extremo.

 

gurús engreídos

 

Genios descarriados

 

Mi blanco literario en esta ocasión, viene representado por aquellos “expertos” que nos agasajan con sus cuidadas enseñanzas, auténticos eruditos que nos abruman con su experiencia sin par, y que se “preocupan” de guiarnos hacia la excelencia en su especialidad.

 

Os preguntaréis, qué de malo tienen estos personajes versados, puesto que sirven a la sociedad como acicate para progresar en el conocimiento o práctica de una determinada materia. Me refiero específicamente a aquellos gurús engreídos que alcanzan similares cotas de egocentrismo, narcisismo y ridiculez, que las correspondientes a sus habilidades más características, por muy complicado que pueda parecer.

 

Por fortuna, no es mayoritaria su presencia, pero los casos que se producen, adquieren tal relevancia mediática, que constituyen un paupérrimo ejemplo para la sociedad, precisamente por su tremenda repercusión. Además, puesto que somos muy dados a la generalización, suele ocurrir que extrapolamos con facilidad los comportamientos negativos.

 

Y es que la estupidez humana, no es solo patrimonio, de los iletrados o personas menos avispadas; hay mucho “genio” descarriado, que sufre un proceso de involución hacia la misma, cuando de estrechar vínculos con otros semejantes e interaccionar con ellos, se trata.

 

Ante todo, personas

 

Los podemos encontrar en cualquier ámbito, y son fácilmente reconocibles. Toda su sapiencia y/o destreza, queda ensombrecida por ese halo de mezquindad espiritual que les envuelve, y que hace que dejemos de admirarles por sus incuestionables logros.  Esto está muy relacionado con lo que exponía en mi artículo “soy”, ya que ante todo somos seres humanos, pero hay personas que creen que su posición social derivada de su profesión, les basta para forjarse un reconocimiento colectivo, olvidando sus malos procederes en su relación con los demás.

 

Ejemplos, los hay a patadas, desde el científico de renombre, que tiene un comportamiento impropio con sus vecinos, al futbolista estelar que fuera de los terrenos de juegos, concatena una cogorza tras otra, pasando por el “community manager” (muy en boga en estos momentos) que desprecia el “follow” y los comentarios de alguno de sus seguidores, porque parece que le resta categoría hacerse eco de ellos.

 

En mi opinión, hay que comportarse con corrección con todo aquel que interactúa con uno mismo. Es evidente que no puedes caerle bien a todo el mundo, y viceversa, pero resulta lamentable que se den situaciones de clasismo injustificado y premeditado, al considerar que otra persona no es digna de nuestra atención, por no tener una relevancia especial, o no ser de “nuestra cuerda”.

 

¿Os habéis topado con alguna situación similar? En caso afirmativo, ¿cuál ha sido vuestra respuesta?

Comentarios

2 respuestas a “Gurús engreídos”

  1. Faro de Niel dice:

    […] quiero parecer un gurú de los que te dicen cómo tienes que hacer las cosas para tener éxito (con todo el respeto para […]

  2. Faro de Niel dice:

    […] os estoy hablando de mi experiencia personal. No tengo nada que decir en contra de todos aquellos gurús del SEO, copywriting, y otros artes (ciertamente, creo que lo son). Es más, recomiendo a […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies